No pongas un punto donde Dios ha puesto una coma por Shiva Ryu




2 años han pasado desde que no escribo en medio de días de bruma, sol, primavera y completos inviernos. Hoy no sabría en qué momento está mi alma pero lo único que tiene claro es que necesitaba escribir, solo La Vida sabe por que me alejé y solo Ella por que regresé.



Este libro llegó por un querido amigo, su título "no pongas un punto donde Dios ha puesto una coma” me llamó la atención y decidí llevármelo a unos días en la playa donde sabría que me estaría enfrentando a misma, necesitaba aferrarme a algo como salvavidas que me ayudara a sobrevivir y es que ¿cuántas veces en la vida no buscamos algo que nos saque de nuestra realidad y nos impulse fuera para no tener que enfrentarnos a ella?.

Comenzaré diciendo que este libro se ha convertido en uno de mis favoritos, en solo 3 días logró ser parte de ellos. Su autor, Shiva Ryu, un escritor coreano que me causa una enorme curiosidad, se adentra dentro de la dinámica de la cotidianidad para contar historias de sabiduría para momentos de adversidad, que por medio de relatos sencillos es indiscutiblemente difícil no sentirse identificados en ellos.


Así comienza:

“Si queremos construir nuestra vida sobre la seguridad y la certidumbre, hemos elegido el

planeta equivocado. Mientras nos aferremos a la seguridad, la vida nos empujará por un precipicio. Cuando una ola del destino nos derriba, es hora de empezar de nuevo… Dios escribe derecho con renglones torcidos”

Señor Shiva, ¿Acaso esto lo escribió pensando en millones de nosotros? ¿Acaso se inspiró en nuestras historias que quieren todo con plena seguridad para poder salir al mundo? Su respuesta la obtuve después de 3 páginas, con resaltador rosado señalé: “Afronta el presente con valentía” … bueno saber que compré un hermoso árbol al que llamé valentía hace algunos meses.

Volviendo a lo que nos corresponde, un viaje superficial por un libro profundo, el escritor nos lleva a recorrer una parte de India, Nepal, Corea, sus templos, los ashrams y su infancia para lograr que el lector pueda llevarse consigo unas historias memorables con unas enseñanzas profundas sobre los retos que diariamente nos plantea la vida o mejor como él nos lo cuenta:

"Las palabras “cavar” y “plantar” describen una acción similar, pero su significado es radicalmente diferente. Hay momentos en la vida en los que nos sentimos enterrados en la más absoluta oscuridad. Pero en realidad estamos plantados en esa oscuridad. Nuestro sentido del oído y del olfato se agudiza, y echamos raíces para que, cuando llegue el momento, broten y florezcan, para que cobren vida. Puede que a veces sintamos que el mundo de ahí fuera nos ha enterrado vivos, pero en nuestras manos está convertirlo en estar plantados”.


Según la RAE, cavar es “levantar y mover la tierra con un azadón” … pero en esa acción falta algo.. falta intención, ese propósito del por que se hizo, del que viene después de haber organizado esa tierra, con cavar nunca será suficiente, le falta aire, fluir, vivir. Y es ahí, cuando llega plantar, “meter en tierra una semilla para que arraigue”, la vida en sí misma, donde gracias a la cavada que era oscuro, llega un poco de sol a iluminar el terreno, a recordar que aquella tierra que alguna vez movieron y de la que no se esperaba mucho, se estaba era preparando para brotar, para buscar su luz y recordar que era necesario ararla para poder florecer, así algunos apenas estemos en la etapa de sentirnos cavados.

Dos verbos tan similares, con resultados tan diferentes pero co-dependientes; así es la vida, hay veces nos presenta situaciones donde estamos cavados algunos metros bajo tierra, donde el presente pasa diariamente sin darse cuenta que la luz ha dejado de penetrar nuestra tierra, profundizando más nuestro hueco… hasta que un día, después de la lluvia, algunos rayos de sol, en esa tierra que estaba cavada, comienza a brotar una semilla, que necesitaba las condiciones internas perfectas para despertar en vida y poder convertirse en generadora de inspiración para otras pequeñas que apenas van a comenzar a germinar aunque solo piensen que están cavadas.


Yo por mi parte me dedicaré a plantarme a mi y una que otra estrella, ¿y tú? por el momento te recomiendo que te des este buen regalo de libro. Lo puedes conseguir en una de mis librerías favoritas, Happy Books, te lo envían a cualquier parte de ColOMBIA:

https://www.happybooks.com.co/no-pongas-un-punto-donde-dios-puso-una-coma-shiva-ryu

Namasté.

V.

Entradas destacadas
Entradas recientes