Please reload

Magia de Cristales

07/08/2019

La Magia de los Cristales

 

 

Desde tiempos ancestrales, los cristales han sido utilizados por sus poderosas propiedades mágicas que van desde sanar hasta elevar la energía. Conoce aquí los beneficios de cada uno de ellos y escoge el tuyo de acuerdo a los que sientas que puedas estar necesitando en este momento.

 

Cuarzo Cristal: Inspiración, Purificación y Creatividad.

 

Es una de las piedras que más existe en nuestro planeta tierra, considerada desde tiempos ancestrales como mágica gracias a sus

propiedades sobrenaturales que se creía servía como instrumento de comunicación con el plano místico. Es una sanadora y limpiadora por excelencia, su color transparente y su carga energética ayuda a la purificación no solo del cuerpo si no también del espíritu, impulsa procesos de regeneración en todo aquello que necesita ser curado, aún así ni cuando nosotros mismos sepamos que debemos hacerlo. Una de las cualidades más bonita que tiene es que sirve para aumentar la frecuencia vibratoria y los pensamientos positivos inspirando el alma para soñar y crear. Es perfecto para bloquear aquellas energías negativas que por momentos nos pueden afectar.

Chakra: Corona

 

 

Cuarzo Rosa: Amor Propio, Romance y Compasión.

 

Cuando hablamos de esta hermosa piedra es imposible no pensar en su propiedad más importante, la curación emocional. Esto no

solo significa amor de pareja, si no el más importante de todos, el amor propio. Siempre es necesario sanarnos-amarnos nosotros mismos para después hacer lo mismo con los que nos rodean y que mejor que este cuarzo para ayudarnos a fortalecer las relaciones. Este cuarzo nos ayuda a soportar la angustia, la tristeza y mejora el estado de ánimo, nos sirve para atraer las buenas energías y elevar nuestra vibración energética por medio del fortalecimiento de la autoestima y de la seguridad emocional. Una de las cualidades más sorprendentes de esta piedra es que permite tener pensamientos puros que facilitan el perdón y evitar rencores.

Chakra: Corazón.

 

 

Lapislázuli: Intuición, Sabiduría y Protección.

 

Ha sido considerada una de las piedras más valiosas a lo largo de la historia, fue utilizada en la construcción de la Atlántida

hasta la gran civilización Egipcia por los poderes espirituales que posee. La lapislázuli tiene la capacidad de abrir nuestra conciencia a un niveles más profundos, permitiéndonos realizar un viaje al interior de nosotros mismos y elevar nuestra frecuencia, reconociendo nuestra verdadera esencia, nuestro ser más puro. Gracias a su poderosa energía nos ayuda en la apertura del chakra del tercer ojo, aumentando nuestra capacidad de percepción e intuición. Esta piedra es perfecta para ayudarnos a esclarecer nuestra mente y nuestros pensamientos como también nuestros deseos y sueños dándonos claridad mental y permitiéndonos pensar de una forma más objetiva.

Chakra: Garganta y Tercer Ojo.

 

 

Amatista: Serenidad, Transformación y Paz.

 

Esta hermosa piedra morada nos ayuda a estar en paz no solo

con nosotros mismos si no también con nuestro entorno, es perfecta para la serenidad emocional ya que también posea la capacidad de eliminar las emociones negativas que nos rodean, nos protege de los pensamientos negativos y limitadores aportándonos paz interior. Ayuda a reducir los problemas de sueños y a descansar más profundamente. La amatista potencia la espiritualidad y promueve la superación y la renovación. Al transmutar lo negativo nos protege no solo de las personas que nos rodean si no también de nuestros propios pensamientos limitantes. Una de sus propiedades más reconocidas es la capacidad de observar desde otra perspectiva, elevando la intuición espiritual.

Chakra: Tercer Ojo.

 

 

 

¿Cómo limpiar tus cristales y activarlos?

 

Limpiar tu piedra significa quitarle toda la energía o vibra anterior que ha absorbido en el proceso antes de llegar a tus manos con el fin de protegernos. Pone tu cristal en un recipiente de vidrio con agua, añádele sal marina encima y déjalo así durante algunas horas (Mínimo 2-3 horas). Pasada las horas, deja la piedra debajo de unauna corriente de agua, puede ser un grifo, e intencionala con las mejor energías para que te puedan proveer toda la magia que tiene guardada.

 

 

Sí en algún momento sientes que tu piedra está muy cargada de energía o crees necesario volverla a activar, repite el proceso anterior o dejala reposando bajo la luz de la luna llena durante toda la noche. A la mañana siguiente tendrás tu cristal limpio y cargado para volver a utilizar..

 

 

 

Namasté

 

V.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Mi Historia por Michelle Obama

April 15, 2020

1/4
Please reload

Entradas recientes

July 8, 2019

December 30, 2018

Please reload